Hoy, 22 de noviembre, se votará en la Legislatura porteña la creación de la UniCABA, un organismo que, según denunció un grupo de investigadores de la educación, “pone en gravísimo riesgo la subsistencia de los históricos Institutos de Formación Docente de la Ciudad”. La comunidad educativa de los 29 profesorados, tras un año de lucha, comenzó este martes jornadas de movilizaciones que continuarán esta mañana con una concentración en la Legislatura, en repudio al proyecto que podría ser aprobado hoy, con 34 votos del oficialismo. “Los 34 legisladores del oficialismo van a votar en soledad, porque no lograron que ningún otro bloque vote a favor del proyecto”, subrayó Manuel Becerra, profesor en Institutos de Formación Docente.

Luego del repudio que despertó el primer proyecto de creación de la UniCABA presentado el año pasado –y que establecía el cierre de los 29 institutos de formación docente existentes en la Ciudad de Buenos Aires–, el presidente de la Comisión de Educación de la Legislatura, Maximiliano Ferraro, presentó en agosto de este año una nueva iniciativa que plantea la “convivencia” de la UniCABA con los profesorados. “Si bien no los elimina de manera automática, al anunciar que la UniCABA tendrá la carrera de formación docente lo que hace es ponerla a competir con los profesorados. Sospechamos que van a darle fuerza a la UniCABA a través del marketing y van a hacer un boicot con las inscripciones y con trabas administrativas para que los profesorados vayan desapareciendo progresivamente”, reflexionó Becerra.

“No hubo ningún tipo de diálogo fructífero sobre el proyecto. Hubo algunas reuniones esporádicas entre los rectores y Soledad Acuña (ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires), pero ella dijo que es una decisión tomada. No dio a conocer ninguno de los argumentos que motivan el proyecto. Además, ningún especialista prestó su nombre para explicar por qué se necesita una universidad”, añadió el docente. Becerra reconoció que es necesario perfeccionar la educación docente, pero explicó que eso se logra con mejoras en los planes de estudio, las condiciones de cursada y los salarios. “La formación no mejora solo porque tengas un título emitido por una universidad”, dijo al respecto.

Ayer, investigadores del Grupo de Trabajo Política educativa y Derecho a la Educación de CLACSO, la Red de Estudios sobre el Trabajo Docente (RED ESTRADO) y el Observatorio Chileno de Políticas Educativas (OPECH), dirigieron una carta a los legisladores para expresar su “severa preocupación” por la probable aprobación de la ley de creación de la UniCABA que “pone en gravísimo riesgo la subsistencia de los históricos Institutos de Formación Docente de la Ciudad”. 

“No hay investigación disponible que muestre que las Universidades necesariamente forman mejor a los docentes que los Institutos Superiores. Por el contrario, hay estudios que dan cuenta de las vacancias de dicha formación cuando se desarrolla en Universidades”, explicaron los investigadores en el comunicado, que recuerda que los profesorados de la Ciudad de Buenos Aires son “instituciones históricamente especializadas en la formación de las y los que van a enseñar, con experticia incomparable en el trabajo pedagógico que exige esta preparación”.

“Pensar y repensar la formación docente exige hacerlo con quienes la construyen cotidianamente. Llama la atención y preocupa la ausencia de diálogos constructivos y respetuosos, de debates abiertos y plurales que los tengan como protagonistas junto a investigadoras, docentes universitarios, gremios docentes, padres de familias, centros de estudiantes, etc.”, sostuvieron los especialistas en la carta. 

“Es muy claro que es un proyecto profundamente despreciativo de los institutos. Plantea un formato que podemos sospechar que va a llevar al desfinanciamiento. En definitiva, esconde una muerte lenta de los institutos, que es lo que quería el proyecto original que se presentó el año pasado”, opinó Alejandra Birgin, investigadora del Departamento de Ciencias de la Educación de la Facultad de Filosofía y Letras (UBA) y ex directora nacional de Gestión Curricular y Formación Docente. “Creo que los quieren cerrar porque son instituciones que defienden la educación pública, gratuita. No quieren que haya sujetos políticos que entiendan lo que pasa en el conjunto de la educación. Con este nuevo proyecto quieren formar docentes para la meritocracia, para la competencia”.